Aviso para las consultas

Este blog tiene habilitada la moderación de los comentarios, por eso, todas las consultas que nos envían, aparecen publicadas al final de la semana, porque es el domingo cuando contestamos a sus preguntas. Gracias por su generosa paciencia.



AVISO IMPORTANTE VACACIONES 2016

A partir del 26 de junio de 2016, este blog cerrará sus consultas por vacaciones hasta primeros de septiembre, en que volveremos a contestar cuantas consultas quieran los lectores.
Lamentamos no poder atenderlas en este tiempo, pero es que adonde nos retiramos a vacacionar, Gracias a Dios, no hay cobertura de internet.
Os deseamos muy buenas vacaciones y nos vemos a la vuelta, en septiembre.
Gracias por vuestra fidelidad.

domingo, 11 de enero de 2015

Terapéutica habitual con Oligoelementos catalíticos de patologías crónicas e invernales

El día 25 de octubre de 2014 asistí a un seminario de Oligoterapia a cargo de la Dra. Marta Tuda y promovida por los Laboratorios Labcatal. Fue muy interesante –como todos los que Labcatal promueve y además nos sirvió de actualización para las patologías crónicas e invernales. Muchísimas gracias desde aquí a la Dra. Tuda y a Marisa Rodríguez, encargada y representante del Laboratorio.


La salud es una cualidad dinámica que le permite al individuo ejercer todas las funciones orgánicas, psíquicas y sociales y que le permiten adaptarse al medio que lo rodea. La vida es un proceso continuo de transformaciones, de adaptaciones y de reacciones a condiciones cambiantes del entorno. Nuestras células y nuestros órganos no funcionan de manera óptima si su entorno no presenta unas características biológicas precisas. Este adecuado funcionamiento se ve comprometido en caso de carencia de aminoácidos, vitaminas, etc…, exceso de toxinas y radicales libres y desequilibrio del sistema nervioso vegetativo.

La producción de radicales libres en nuestro organismo son el resultado fisiológico que se produce y que fabrica el cuerpo como combustible para quemar a fin de conseguir energía, pero su poder destructivo es enorme. Los radicales libres se producen continuamente en el organismo, todos los días, las 24 horas del día, e incluso las fabrica el propio organismo en las fases de desintoxicación. La principal fuente de formación de radicales libres es el oxígeno, mediante reacciones bioquímicas llamadas redox (reducción-oxidación): estas reacciones son normales en el metabolismo celular para obtener energía. La primera defensa en el interior de la célula para eliminar los radicales libres está dada por las enzimas antioxidantes. Son endógenas, es decir, se sintetizan en el interior del organismo y su acción depende de la presencia de ciertos oligoelementos como Hierro, Cobre, Magnesio, Zinc o Selenio. El desequilibrio entre la producción de radicales libres y la defensa antioxidante provoca un daño orgánico conocido como estrés oxidativo, que lleva a una variedad de cambios fisiológicos y bioquímicos que ocasionan el deterioro y la muerte celular.

Para activar los procesos enzimáticos y corregir un terreno en desequilibrio es esencial favorecer y acompañar esta renovación celular, mediante una detoxificación hepática y mediante la aportación de macro y micro nutrientes necesarios, según las características de cada individuo. El tratamiento deberá tener una duración mínima de tres meses para conseguir una eficacia máxima.

Los oligoelementos son elementos químicos que se encuentran en los seres vivos en cantidades inferiores a 1mg/kg de peso corporal. Son esenciales para el organismo y tienen influencia directa sobre el metabolismo: su carencia o exceso produce la aparición de una patología. Un oligoelemento no puede ser reemplazado por otro. El principal papel biológico de los oligoelementos se debe a su capacidad de actuar como cofactores de enzimas. A este hecho se le llama catalizar una reacción. Catalizar significa modular una reacción química en el interior de las células. Las reacciones enzimáticas no son aisladas, sino que se encadenan sucesivamente en largas cadenas. A cada enzima corresponde uno o varios oligoelementos precisos, por ejemplo, la citocromo oxidasa, implicada en la respiración celular, es catalizada por el Cobre y la enzima superóxido dismutasa, que cataliza la dismutación de superóxido en oxígeno y peróxido de hidrógeno, es activada por el Zinc y el Cobre dentro del citoplasma y por el Manganeso dentro de la mitocondria.

Se pueden distinguir dos tipos de oligolementos:
Catalizadores: Cobre, Flúor, Zic, Magnesio, Fósforo, Potasio, Azufre, Manganeso, Zinc-Cobre, Manganeso-Cobre.
Nutricionales: Selenio y Cromo.

Las principales indicaciones de los oligoelementos son patologías de: infección, inflamación, alergias, asma, obesidad, colesterol, hipotiroidismo, artrosis, distonías neurovegetativas, disfunciones orgánicas, refuerzo del sistema inmunológico, astenias, problemas circulatorios, etc…

Es importante recordar que un oligoelemento simple y un compuesto, aunque contengan el mismo oligoelemento, no tienen la misma función ya que actúan en grupos enzimáticos diferentes. Por ejemplo, Manganeso tiene función antihistamínica, mientras que Manganeso-Cobre sirve como refuerzo en la esfera ORL.
Los oligoelementos no pueden ser sintetizados por los seres vivos, por lo que deben ingerirse a través de la alimentación y del agua o de formas biodisponibles. La forma de presentar un oligoelemento es de vital importancia, pues de ello depende su biodisponibilidad y absorción.

Los oligoelementos Base, pertenecientes a los oligoelementos catalizadores, son aquellos que regulan el terreno del paciente con una acción general y profunda. Este terreno es la predisposición de respuesta del cuerpo ante un estímulo externo (por defecto o por exceso). Estos oligoelementos solo se prescriben en patologías crónicas o de repetición: artrosis, diabetes, hipotiroidismo, faringitis, etc… Su posología habitual será de una ampolla por la mañana en ayunas. Estos oligoelementos son: Manganeso-Cobre, Zinc-Cobre, Manganeso, Magnesio y Selenio.

Los terrenos son:

  • Hiper-reactivo: patologías como migrañas, eczemas alérgicos, asma, rinitis, neuralgias, artritis, hipertiroidismos, etc. El oligoelemento base correspondiente es: MANGANESO.
  • Hipo-reactivo: patologías como fragilidad respiratoria, infecciones ORL, sinusitis, diarrea, hipotiroidismo, anemia, acné, psoriasis, lipotimias, enuresis, etc. El oligoelemento base correspondiente es: MANGANESO-COBRE
  • Distónico: patologías como alteraciones circulatorias, artritis, cefaleas difusas, gastralgias, artrosis, parestesias, vértigos, disnea, ansiedad, etc. El oligoelemento base correspondiente es: MAGNESIO.
  • Anérgico: patologías como infecciones severas, depresiones, enfermedades reumatológicas degenerativas, degeneraciones tisulares, envejecimiento, etc. El oligoelemento base correspondiente es: MANGANESO-COBRE (en niños) y MANGANESO-COBRE y SELENIO (en adultos)
  • Neuroendocrino: patologías hipofiso genital (enuresis, criptorquidia, impotencia sexual, síndromes prostáticos) e hipófiso pancreático (diabetes, obesidad). Los oligoelementos base correspondientes son: ZINC-COBRE para el primero y CROMO para el segundo.

En general el esquema de prescripción de oligoelementos se hace combinando: un oligoelemento base, uno complementario de acción sintomática y uno neuroendocrino que regule las funciones hormonales.

En el siguiente enlace de Laboratorios Labcatal de Francia se puede encontrar información puntual sobre cada uno de los oligoelementos y sus funciones: http://www.labcatal.com/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=1&Itemid=26

Oligoterapia aplicada

  • Obesidad: es una enfermedad crónica de origen multifactorial prevenible que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo. Es factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, apnea del sueño, ictus, osteoartritis. Tratamiento con Oligoterapia: Potasio (en los casos en que haya retención hídrica); Cromo (normaliza las cifras de glucosa, triglicéridos y colesterol por lo que es interesante en los casos de obesidad asociada a síndrome metabólico); Zinc-Cobre (solo en los casos en que la obesidad tenga un componente hormonal); Yodo (fundamental en el metabolismo tiroideo.
    Es evidente que habrá que modificar los hábitos nutricionales e instaurar una dieta hipocalórica equilibrada, junto con un programa de actividad física.
  • Síndrome metabólico: es la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en un mismo individuo que aumentan su probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes mellitus. El tratamiento habrá de basarse en cambiar a un estilo de vida sano, una restricción calórica y a un aumento de la actividad física (controlándose la glucemia, el colesterol y la hipertensión si fuera necesario). Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (como regulador del síndrome hiporreactivo y estimulador de los sistemas de defensa); Zinc-Cobre (como regulador del eje hipofiso-adrenal); Cromo (normaliza las cifras de glucosa, triglicéridos y colesterol); Selenio (según la edad y el estado general del paciente, pues regula el sistema inmunitario).
  • Diabetes Tipo I: Conocida como diabetes juvenil o diabetes mellitus insulino dependiente, es una enfermedad autoinmune y metabólica caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas, causando una deficiencia absoluta de insulina.
    Diabetes Tipo II: caracterizada por altos niveles de glucosa en sangre, debido a una resistencia celular a las acciones de la insulina, combinada con una deficiente secreción de insulina por el páncreas.
    Diabetes gestacional: una forma de diabetes mellitus inducida por el embarazo. No se conoce una causa específica, pero se cree que las hormonas del embarazo reducen la capacidad que tiene el cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina.
    Tratamiento con Oligoterapia: Indicado especialmente en la diabetes gestacional y en la diabetes tipo II. Cromo (favorece el metabolismo de los lípidos y es indispensable para el funcionamiento de la insulina); Zinc (ejerce funciones relacionadas con el almacenamiento de la insulina y su liberación. Se cree que inhibe la secreción de glucagón);
  • Hiperlipidemias: Es el aumento de la concentración de lípidos en el plasma sanguíneo. Es necesario pautar una dieta que reduzca el nivel de colesterol y aumentar la actividad física. Tartamiento con Oligoterapia: Cromo (favorece la conversión del colesterol en glucosa, normalizando las cifras de colesterol). Azufre (como depurativo hepático).
  • Hipertensión arterial: Enfermedad caracterizada por el incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias. Es de origen multifactorial y relacionada con el estilo de vida. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso (como oligoelemento base); Magnesio (para disminuir la vasoconstricción y como relajante del sistema nervioso): Cromo (por su acción hipolipidemiante); Selenio (antioxidante en patologías degenerativas y regulador del sistema inmunitario).
  • Fibromialgia: Enfermedad reumática crónica que no afecta a las articulaciones y que se manifiesta sobre todo por dolor y cansancio. Es necesario instaurar un tratamiento donde haya apoyo psicológico, ejercicio físico, masajes, calor local y estiramientos y evidentemente, evitar factores agravantes como el estrés. El proceso corrector empezaría por realizar una detoxificación hepática, corregir la disbiosis intestinal, corregir el estreñimiento, aportar macro y micronutrientes necesarios según las características individuales (cisteína y taurina) y aportar los antioxidantes y los oligoelementos necesarios. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso (como elemento base regulador del exceso del sistema nervioso simpático); Zinc-Cobre (como regulador del eje hipofiso adrenal); Magnesio (para disminuir los síntomas musculares y como relajante del sistema nervioso); Selenio (como antioxidante y regulador en patologías degenerativas); Cobre (como antiinflamatorio y antioxidante).
  • Esclerosis Múltiple: Enfermedad desmielinizante, neurodegenerativa y crónica del sistema nervioso. Puede presentar una serie de síntomas que aparecen en brotes o que progresan lentamente a lo largo del tiempo. Se cree que en su origen actúan mecanismos autoinmunes. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (útil en enfermedades que disminuyen las funciones del individuo y regulador del sistema inmune); Selenio (como antioxidante en patologías degenerativas y como regulador del sistema inmunitario); Magnesio (como regulador de la conducción nerviosa).
  • Artritis Reumatoide: Enfermedad crónica y degenerativa, sistémica, autoinmune que se caracteriza por provocar inflamación en la membrana sinovial de las articulaciones. Puede afectar a diversos órganos y sistemas, como los ojos, pulmones y pleura, corazón y pericardio, piel o vasos sanguíneos. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre, Magnesio, Cobre y Selenio.
  • Artrosis: Enfermedad degenerativa de las articulaciones y produce el desgaste del cartílago. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (terreno hiporreactivo); Magnesio (disminuir síntomas musculares y relajante del sistema nervioso); Selenio (antioxidante y regulador del sistema inmunitario); Cobre (antiinflamatorio y antioxidante); Azufre (síntesis del tejido conjuntivo); Potasio (papel fundamental en el equilibrio hídrico tisular).
  • Osteoporosis: Disminución generalizada y progresiva de la masa ósea que provoca una disminución de la resistencia del esqueleto por disminución de la proporción de elementos minerales/ elementos orgánicos. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (regulador del terreno hiporreactivo); Magnesio (disminuir los síntomas musculares y relajante del sistema nervioso); Selenio (antioxidante y regulador del sistema inmunitario); Flúor (por su acción reguladora en el metabolismo del calcio y ayuda en la formación del hueso y lo refuerza).
  • Psoriasis: Enfermedad crónica, inflamatoria, mediada por mecanismos inmunes pero también con un componente genético y ambiental importante. Se caracteriza por su gran heterogeneidad clínica, con periodos de remisión y de exacerbación. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso (oligoelemento base que aumenta la producción de inmunoglobulinas y mejora la capacidad de inactivar la histamina); Azufre (regenerador de mucosas); Selenio (disminuye los efectos adversos de las reacciones peroxidativas de las células); Zinc (regula los tejidos en crecimiento, siendo necesario para el buen estado de la epidermis); Magnesio (relajante del sistema nervioso); Manganeso-Cobre (aplicación tópica para mejorar infecciones e inflamaciones).
  • Fragilidad respiratoria: síntomas y signos que se caracterizan por la disminución de la capacidad de defensa de la mucosa respiratoria. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (regulador de las defensas y la acción antiviral, antiinflamatoria y antiinfecciosa del Cobre); Selenio (como antioxidante y regulador del sistema inmunitario); Azufre (mejora la calidad de la mucosa respiratoria).
  • Faringitis crónica: Inflamación crónica de la mucosa de la faringe. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (regulador del sistema de defensa); Selenio (regulador del sistema inmunitario); Azufre (mejora la calidad de la mucosa respiratoria); Cobre (antiinflamatorio y antiinfeccioso); Fósforo (en casos de accesos de tos irritativa).
  • Bronquitis crónica: Enfermedad inflamatoria de los bronquios asociada con exposición prolongada a irritantes respiratorios no específicos. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso- Cobre, Azufre.
  • Infecciones respiratorias. Tratamiento con Oligoterapia: Cobre (ayuda a bajar la fiebre y a combatir infecciones bacterianas y víricas); Manganeso-Cobre (predisposición a constipados, faringitis, bronquitis…)
  • Faringitis vírica o bacteriana. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre y Cobre.
  • Bronquitis bacteriana. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre, Cobre y Azufre.
  • Alergia respiratoria: es una reacción desproporcionada de nuestro sistema inmunológico ante determinados estímulos externos que afectan a la mucosa respiratoria, que en individuos normales no generaría ninguna respuesta. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso (mejora la inactivación de la histamina); Azufre (regenerador de mucosas); Fósforo (acción sobre las manifestaciones espasmódicas como estornudos o ataques de tos).
  • Rinitis crónica: Inflamación de la mucosa nasal, estornudos repetidos, congestión nasal y abundante secreción de moco, generalmente acompañados de inflamación de la membrana que recubre el ojo. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre, Azufre, Fósforo.
  • Asma alérgico: Enfermedad inflamatoria de los bronquios que hace que estos se obstruyan y sean muy sensibles frente a una gran cantidad de estímulos del ambiente. La inflamación de los bronquios causa un aumento en la producción del moco que, además, es más viscoso, por lo que se expulsa con dificultad. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre (regulador del terreno); Manganeso (modulador de la histamina); Selenio (regulador del sistema inmunitario); Azufre (regulador de las mucosas); Fósforo (acción sobre manifestaciones espasmódicas).
  • Dispepsias funcionales: Molestias que aparecen frecuentemente, de carácter variable, con dolor epigástrico y que se suelen acompañar de aerofagia, alteraciones biliares, espasmos y cólicos. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso (oligoelemento base); Fósforo (dolor o espasmos en la zona epigástrica); Magnesio (espasmos y cólicos que se manifiestan en la parte baja del abdomen).
  • Gastralgia funcional. Tratamiento con Oligoterapia: Fósforo (dolor espasmódico); Azufre (ardor, regenerador de mucosa); Cobre (inflamación).
  • Colopatía espasmódica. Magnesio (dolor en la parte baja del abdomen) y Fósforo (dolor en la parte alta del abdomen).
  • Estreñimiento. Tratamiento con Oligoterapia: Magnesio (relajación de las paredes intestinales y movilización del bolo alimenticio).
  • Estreñimiento crónico. Tratamiento con Oligoterapia: Manganeso-Cobre, Azufre y Magnesio
  • Hemorroides. Tratamiento con Oligoterapia: Magnesio (mejora el trtánsito intestinal) y Azufre (mejora las paredes vasculares).

Dosificación en niños y adultos

Niños mayores de 6 años: igual que adultos.
Niños menores de 6 años: Preventivo (2 o 3 ampollas a la semana); patología aguda (aumentar la dosis hasta el nivel de un adulto)
Adultos: una ampolla al día, en ayunas o alejada de las comidas y con la boca limpia.